6.6.16

Tarta de queso y limón Lemon Cheesecake (Sin horno)

¡Hola a todos! ¿Echabais de menos los postres? Pues ya traigo una nueva receta :P. Últimamente he dejado un poco de lado las recetas dulces, pero aprovechando una celebración familiar,hice esta tarta que me gusta mucho y cuya receta he ido modificando hasta conseguir la que más me convence, ¡a ver que os parece!



Ingredientes (para molde de 23 cm)
- Un paquete de galletas tipo María (200 gramos).
- 80-100 gramos de mantequilla.
- 400 ml de nata.
- 150 gramos de azúcar.
- 1 limón.
- 1 sobre de gelatina de limón.
- 250 ml de agua.
- 300 gramos de queso de untar (no light).
Para la cobertura (opcional)
- 200 ml de leche condensada.
- 1 y 1/2 cc de gelatina en polvo.
- 80 ml de zumo de limón.
- 50 ml de agua.
- Colorante amarillo para dar color  y frutas(opcional).

Preparación
Trituramos las galletas y las añadimos la mantequilla derretida. Lo mezclamos bien y hacemos la base de nuestra tarta con la mezcla, extendiéndola y aplastándola con una cuchara. Llevamos el molde al frigorífico y seguimos con la elaboración.

En un cazo vertemos 250 ml de agua y cuando hierva, añadimos el sobre de gelatina de limón y lo retiramos del fuego. Removemos hasta que esté bien disuelto y dejamos que temple.
En un bol grande o en un robot echamos el zumo de un limón, su ralladura, la nata, el queso y el azúcar. Añadimos la gelatina líquida que hemos preparado en el cazo y lo batimos todo hasta tener una mezcla homogénea. 

La vertemos en el molde que ya tendremos con nuestra base de galleta dura. Lo dejamos refrigerando hasta que cuaje o mejor de un día para otro.
Podríamos servir la tarta así, pero a mi me gusta ponerle una cobertura.
Para la cobertura, mezclamos 50 ml de agua fría con la gelatina en polvo hasta que esté disuelto. Añadimos el zumo de limón y volvemos a mezclar. Después, vamos echando la leche condensada sin dejar de remover la mezcla hasta que tengamos una textura cremosa sin grumos. Añadimos unas gotas de colorante amarillo si queremos que quede más colorido.

Vertemos la mezcla sobre nuestra tarta ya cuajada, asegurándonos de que cubre toda la superficie más o menos por igual. Lo llevamos de nuevo al frigorífico para que cuaje (una hora aproximadamente). 
Pasado ese tiempo, si queremos, colocamos frutas por encima. Yo pongo fresas y frutos rojos (frambuesas, arándanos).




Y listo, ya tenemos nuestra tarta lista, perfecta para los días de verano que vienen :).
Resumen para descargar

Si os animáis a preparar la receta, ya sabéis que estaré encantada de que me hagáis llegar una foto de vuestro resultado a través de las redes sociales y yo os añadiré encantada a la corchera de vuestras fotos :). ¡Hasta la próxima!




3 comentarios:

  1. con esta receta me conquistas fijo

    ResponderEliminar
  2. Uno de mis postres favoritos! saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rica!
    Otra tarta de queso que se va para mis pendientes...Y para mis michelines jaja.
    Un besote!

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)