17.1.14

Snack salado light

(Esta receta estaba subida en mi blog de belleza, por eso veis la marca de agua del blog, pero las fotografías y texto son míos, he movido todas las recetas del otro blog a este para tenerlas recopiladas).

Hoy os traigo una receta que muchas me pedisteis cuando subí la foto del resultado a Instagram. No se si a vosotras os pasará, pero en mi caso, mantener el peso ideal a veces es difícil, porque sobre todo en exámenes me entra el aburrimiento, en ansia y el estrés y me da por comer como si no hubiese mañana, y además todo lo que me apetece son chuches, etc. 
Así que el resto del año intento rebajar lo que haya podido engordar y comer mejor. Muchas veces pruebo recetillas de cosas con muy bajas calorías, y he pensado que os puede interesar, por si algunas estáis a dieta, o simplemente queréis estar una temporada sin comer demasiados dulces y no morir en el intento. Por eso, publicaré de vez en cuando entradas de recetas bajo el nombre "nos cuidamos", siguiendo la misma dinámica que con las recetas que he publicado hasta ahora (ya se que muchas otras no tendréis problema alguno y estas cosas tan light no os gustarán demasiado).

Bueno no me enrollo más y vamos al lío con la entrada de hoy: snaks salados bajísimos en grasas.


Son una especie de panecillos salados (aunque no crujientes), que apenas tienen grasa y que las hacéis en 20 minutos escasos, mientras os ponéis una mascarilla las tenéis listas xD. 

No esperéis que sepan como las típicas galletas saladas, pero sí que son una alternativa si estáis a dieta y tenéis alguna merienda, o vuestra dieta no permite tomar pan,etc. Yo las como con lonchas de pavo y me gustan mucho.



Ingredientes:
- La clara de un huevo ( unos 35 g de clara si las compráis ya pasteurizadas).
- Queso de untar light (puede ser light o 0% si queréis ser más estrictas. El de mercadona da buen resultado)- 55 gramos.
- Maizena- 2 cucharadas soperas.
- Sal- una pizca.
- Para dar sabor: orégano, ajo, etc.

Procedimiento:
Echamos todos los ingredientes en un bol, menos las especies para dar sabor, y mezclamos bien hasta que tengamos una masa homogénea. 

Después en la bandeja del horno ponemos un papel vegetal o similar, y vamos poniendo sobre él montoncitos separados de la masa. Cuando tengamos toda la masa en montones, añadimos por encima la especie que queramos, y lo metemos al horno a 180ºC durante unos 15 min (depende de vuestro horno).


*Si lo hacéis así, las galletas quedan irregulares. Si queréis que queden redondas, podéis usar moldes de silicona pequeños para magdalenas y rellenar solo "el culillo".

Y nos queda algo así:

Cuando hayan enfriado las podréis tomar con queso, jamón...no sé, lo que se os ocurra! 


¿Qué os parece que os enseñe las recetas más ligeritas y light? Os gusta la idea? Vosotras mandáis :)

1 comentario:

  1. me vendría de perlas si haces más recetas light, jeje

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)