26.2.14

Watermelon cheesecake

Hoy os traigo una receta que es muy vistosa pero super sencilla y que os encantará. La idea original la vi en una web inglesa y pensé en hacerla con la receta de tarta de queso básica sin horno. Mirando en internet encontré que Lola también la tenía adaptada y la llevé a cabo con algún cambio.





Ingredientes:
160 gramos de mantequilla (la receta original llevaba 130 gramos, pero a mi me gusta que queden más impregnadas en mantequilla).
300 gramos de galletas María (pesadas antes de triturarlas).
500 gramos de queso de untar (no light).
4 hojas de gelatina neutra.
400 ml de nata líquida.
90 gramos de azúcar.
Chispas de chocolate.

Preparación:
Primero trituramos las galletas hasta que queden muy finas. 

Añadimos la mantequilla pomada y mezclamos bien hasta que al aplastar quede firme la mezcla. La receta original mezcla : pistachos triturados, azúcar, mantequilla,coco...
Teñimos la pasta de galleta + mantequilla con colorante verde en gel o pasta (hasta obtener el color deseado).

Repartimos la galleta cubriendo la base y paredes de un molde redondo desmontable (23 cm).

Llenamos un bol pequeño de agua fría y metemos las 4 hojas de gelatina neutra para que se hidraten. Lo reservamos.
En una cazuela echamos la nata y el azúcar y lo ponemos a fuego bajo. Removemos hasta que esté todo bien integrado. A continuación añadimos las hojas de gelatina (ya hidratadas tras 3-4 minutos a remojo y escurridas) y seguimos removiendo hasta que quede bien integrado.
Por último añadimos el queso y seguimos removiendo subiendo un pelín el fuego.
Cuando esté todo deshecho y tengamos una cremita líquida lo pasamos a un bol. La receta original añade frutos rojos congelados y vainilla.

Lo teñimos con colorante rojo al gusto.

Con cuidado de no romper la base de galleta, vertemos la crema en el molde.
Añadimos chispas de chocolate que simularan las pepitas de la sandía (al gusto) y llevamos el molde al frigorífico durante al menos 4 horas (a mi me gusta más dejarlo la noche entera).

Una vez transcurrido el tiempo desmoldamos y ya tenemos la tarta lista para servir.







Resumen para descargar


No se tarda nada en hacer, es vistosa, a los peques les parece muy graciosa (y a los no tan peques también) y lo más importante de todo...está buenísima porque queda igual que la típica tarta de queso fría.

¡Espero que os guste! ¡Hasta la próxima!


10 comentarios:

  1. joooooo, pues sí que te has dado maña en escribir la entrada! me encanta cómo ha quedado. nunca he usado colorante pero creo que da mucho juego.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Receta guardada, que pinta tiene y en cuanto tenga alguna comida en casa la haré para los invitados ^^
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encantaaaa! me la guardo ya te contaré cuando la haga que tal :D

    ResponderEliminar
  4. Salivando como una perraca me tienes... es que además entra totalmente por los ojos : )

    ResponderEliminar
  5. te quedó impresionante!!!!! además parece muy sencillita, la cocina no es lo mío pero hacer por el cumple de mis primas es una buena opción :)

    ResponderEliminar
  6. me encanta esta idea de tarta.... saludines

    ResponderEliminar
  7. Si que parece una sandía! está muy graciosa y por supuesto rica!!
    Saludos.

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)