1.5.19

Costillas con salsa agridulce de fresas │Reto alfabeto salado

¡Hola cocinillas! Comenzamos Mayo y con él tenemos nueva receta para el Reto Alfabeto Salado organizado por Elena, del blog Miss Pimienta. Este mes, junto a mi compañera Encarnita, me ha tocado elegir uno de los dos ingredientes con los que todas las participantes debíamos preparar un plato. Ella eligió el vino con la letra "v" y a mi me tocó la "f" así que opté por las fresas que además de estar en temporada le dan un toque de gracia a la hora de hacer una receta salada con un ingrediente dulce.
He optado por este plato que ha resultado tener un sabor curioso y nada empalagoso o dulce como podría parecer. Nos ha gustado en casa. Además es muy fácil de preparar así que si te animas tendrás en un rato unas costillas con las que sorprender a más de uno.



¡Poneos el delantal!

Ingredientes
- 800 gramos de costillas de cerdo.
- 100 ml de vino blanco.
- Aceite de oliva virgen extra.
- 30 gramos de ketchup.
- 1 CS de miel.
- 3 fresas grandes.
- Sal y pimienta.
- Especias al gusto.
- 3 patatas pequeñas(opcional).

Preparación
Si optáis por poner patatas de guarnición, empezamos por ello. Pelamos y lavamos las patatas. Las cortamos como más nos guste y las colocamos en una bandeja apta para el horno. Añadimos sal y un chorrito de aceite y las llevamos al horno a 190º durante 15 minutos. Esto es opcional, si no quieres servir las costillas con patatas, descarta este paso.

Lavamos las fresas y retiramos las hojas verdes. Las trituramos hasta obtener un puré suave. Añadimos el ketchup y la miel. lo mezclamos todo bien y reservamos.

Salpimentamos el costillar al gusto. Yo además le añado especias (cebolla y ajo en polvo y perejil). Luego pincelamos las costillas con la salsa de fresas que hemos preparado  por los dos lados y lo ponemos sobre nuestras patatas que se habrán hecho un poco durante estos 15 minutos en el horno.

Añadimos el vino en el fondo y un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre el costillar.
Lo llevamos al horno unos 25 minutos a 200ºC. Pasado ese tiempo, damos la vuelta a las costillas y lo dejamos 15 minutos más. Si queremos se pueden pintar otro poco con nuestra salsa de fresas.
Pasado ese tiempo si ya están hechas (los tiempos son orientativos porque vuestro horno puede ser diferente) las sacamos y servimos aún calientes. Podemos ofrecer más salsa en la mesa para quién quiera mojar las costillas en ella e intensificar el sabor.
¡Listo!


Nota
- Si te apetece un sabor más intenso puedes preparar la salsa de fresas un día antes, untar el costillar con ella y dejarlo macerar en la nevera por la noche o al menos durante 4 horas.

Resumen para descargar



Si os animáis a preparar la receta, ya sabéis que estaré encantada de que me hagáis llegar una foto de vuestro resultado a través de las redes sociales y yo os añadiré encantada a la corchera de vuestras fotos :).




4 comentarios:

  1. Qué buenisimomplato!! Las fresas le han tenido que dar un sabor maravilloso!! Y enhorabuena!!! 😘😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. Una receta maravillosa . Seguro que ese costillar estaba para chuparse los dedos

    ResponderEliminar
  3. Que buena idea! Ese costillar con el toque de la fresa estará súper bueno y original. Enhorabuena! Besos

    ResponderEliminar
  4. ay que ricas, este plato lo tiene todo para disfrutar de lo lindo!!
    un beso!

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)