3.11.14

Galletas que sueñan con ser setas

Hoy os traigo un engaño. Sí, me he lanzado con mi primer "trampantojo". Bueno, o algo así, porque si tocamos estas setas en seguida nos damos cuenta de que son ... ¡galletas! 




La receta que he utilizado es de Heather Barid, solo que la he adaptado.

Ingredientes (20 galletas aprox.)
- 60 gramos de mantequilla.
- 100 gramos de azúcar.
- 1 cc extracto de vainilla.
- 180 gramos de Maizena.
- 60 gramos de harina de trigo.
- 1 cc de levadura.
- 10 gramos de cacao en polvo sin azúcar.
- Semillas de amapola y miel (opcional).

Preparación
Precalentamos el horno a 180º C. Forramos una bandeja con papel sulfurizado. Lavamos y secamos una botella de boquilla estrecha.
En un bol mezclamos la mantequilla en pomada con el azúcar. Cuando estén bien mezcladas añadimos el huevo a temperatura ambiente y el extracto de vainilla.
Después añadimos la maizena y lo mezclamos bien con las manos.
A continuación vamos añadiendo poco a poco la harina y la levadura. Amasamos con las manos la mezcla y dejamos reposar 5 minutos.

Ahora vamos tomando porciones de la masa y dándoles forma de bola del tamaño de una nuez con la palma de nuestras manos. 
En un bol pequeño ponemos una cucharadita de agua y en otro bol el cacao. Mojamos la boquilla de la botella en el agua y después en el cacao.



Presionamos una bola de masa con la boquilla de la botella para crear el tallo de nuestra seta.
Repetimos el proceso con todas las bolas de galleta limpiando la boquilla de la botella cada dos o tres bolas con una servilleta de papel.
Para que nos queden todavía con más profundidad nuestros tallos, utilizad una boquilla más finita y larga. Yo no tenía y por eso al hornearse han quedado más planos.
Colocamos las galletas en la bandeja del horno y las horneamos durante 25 minutos. Cuando estén listas las sacamos sobre una rejilla hasta que se enfríen.




Opcional: echamos un puñado de semillas de amapola en un plato. Pintamos el borde del "tallo" con miel o sirope de maíz y lo pasamos por las semillas. Dará un aspecto de tierra, como si estuviese recién cogido del suelo.
Conservación: se mantienen perfectas en un recipiente de lata durante una semana.






Resumen para descargar


Espero que os haya gustado esta original propuesta otoñal. Si lo ponéis en práctica, enviadme una foto :). ¡Hasta la próxima!

14 comentarios:

  1. me encantan los trampantojos! Tenía pensado hacer alguna cosilla para el cumpleaños de un amigo, así que tu sigue dándome ideas tan geniales jeje

    ResponderEliminar
  2. Jajjaja, me encantan, el año pasado hice panallets en forma de niscalos y en la paella parecían de verdad. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que eran una chulada. Un besito guapa!

      Eliminar
  3. oooohh, espectacular!! Te han quedado muy chulas, y que curioso como hacer la forma!!

    Pd: me encanta como estas cambiando la imagen del blog!!

    Un besito.

    Ana

    ResponderEliminar
  4. ole, ole y ole! te han quedao preciosas, super conseguidas, me encantan!!! un besito preciosa

    ResponderEliminar
  5. Ole ajajajj me encanta la comida que parece ser una cosa y luego es otra, enhorabuena!

    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, es muy divertida :) Un besito!

      Eliminar

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)