3.8.18

Empanadillas mixtas

¡Hola a todos! Este calor va a acabar conmigo. Estos días no tengo ganas de complicarme mucho en la cocina por eso, así que hoy os traigo una receta super fácil por si a vosotros os pasa lo mismo. Algunas veces me habéis comentado en Instagram que estaría bien que publicara recetas fáciles para los que no os gusta nada cocinar o se os hace cuesta arriba. Pues bien, esta receta es perfecta para eso porque estas empanadillas son facilísimas de hacer y además podéis utilizarlas para llevar en tupper, hacer picnic o de picoteo con amigos. Yo he preparado unas con el relleno de toda la vida y otras diferentes para que tengáis dos opciones diferentes.

¡ Poneos el delantal!


Ingredientes:
- 12 obleas de masa para empanadilla (si quieres prepararlas tú mismo, te dejo mi receta).
- 1 lata de atún natural.
- 3 CS de salsa de tomate.
- 1 huevo cocido.
- 30 gramos de bacon en tiras.
- 1/4 cebolla.
- Queso rallado o en cubos.
Preparación
Vamos a empezar preparando unas empanadillas de atún. Este es el relleno más común, al menos en mi casa. Para ello, cocemos un huevo en agua hirviendo con sal (unos 10 minutos). Cuando se enfrié, lo picamos muy fino y lo echamos en un bol. Añadimos una lata de atún y la salsa de tomate (yo utilizo casera, pero podéis utilizar tomate frito ya preparado). 
Lo mezclamos todo bien y lo reservamos.

Colocamos 6 obleas para empanadilla y vamos a ir echando una cucharada de nuestro relleno en cada una. 

Doblaremos por la mitad haciendo una media luna y la cerraremos ayudándonos con un tenedor como veis en la foto.

Ahora vamos con el segundo relleno. Picamos la cebolla muy fina. En una sartén, echamos un chorro de aceite de oliva y pochamos la cebolla bien. Cuando la tengamos, añadimos el bacon también picado y dejamos que se haga un poco.

Lo mezclamos bien y vamos a repetir el proceso:
Ponemos 6 obleas de empanadilla sobre una superficie y vamos echando en cada una de ellas una cucharada de cebolla con bacon. 
Cuando tengamos todo repartido, espolvoreamos por encima con el queso cada una al gusto. 



Para terminar, cerramos las empanadillas como anteriormente.
Ya tenemos nuestras empanadillas listas. Ahora solo tenemos que freírlas en aceite caliente o si preferís al horno como hago yo(a unos 160-180ºC hasta que estén doradas).
Yo he optado por acompañarlas con un poco de ensalada.




Nota:
- Si no queréis consumirlas en el momento, podéis congelarlas y freírlas/hornearlas en cualquier momento.

Resumen para descargar


Si os animáis a preparar la receta, ya sabéis que estaré encantada de que me hagáis llegar una foto de vuestro resultado a través de las redes sociales y yo os añadiré encantada a la corchera de vuestras fotos :). 

3 comentarios:

Estaré encantada de leer tus sugerencias, deja un comentario aquí abajo :)